suec sense català

Wirdheim in Vilanova: SPA: Responden en otro idioma a los extranjeros
El único idioma que me faltaba era el catalan y volví con ganas de practicarlo de nuevo. El problema para un extranjero es que hay pocos lugares para donde hacerlo, y eso aunque vivo en una ciudad catalana. Un ejemplo es lo que me pasó ayer, en el autobús que viene a Vilanova por parte del banco de sangre. Como siempre rellené la versión catalana del formulario para registrarme y como siempre marqué con un equis que prefiero el catalan para la comunicación. Pero, después de saludarme con un ‘bon dia’, el admistrador me preguntó algo que no comprendí, y cuando tuvo que repitirlo ya había cambiado al español. Desde entonces hasta que saliera del autobús, todo el personal se dirigía a mí en este idioma.

Serveixi aquesta cita per fer-nos entendre a nosaltres els catalans que fem el fotut favor de deixar de passar al Castellà quan algú li costa el Català.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *